Blog CESalud

Alcances de la Proveeduria Externa

 

La necesidad de evaluar y contratar servicios externos de mantenimiento especializado surge de la complejidad tecnológica que presenta el equipo médico disponible en instituciones de salud, en las que la gestión de equipo médico tiene como objetivo proveer y evaluar la tecnología eficazmente. Este proceso involucra la detección de necesidades, planeación, evaluación, adquisición, instalación, mantenimiento, entre otras. 

 

Con respecto al mantenimiento, éste a su vez requiere de una óptima gestión para así preservar el correcto funcionamiento, garantizando su confiabilidad, seguridad y la eliminación de tiempos muertos. De esta manera, se previenen riesgos hacia los pacientes y se mejora la calidad de atención a la salud. La proveeduría externa se debe adaptar a los procesos de gestión que se lleven a cabo, y a su vez, a las políticas y necesidades de la institución; incluyendo sistemas de gestión de calidad, tipo de documentos probatorios, documentación, entre otros. Así mismo, siempre se debe tener un contrato donde se redacten los alcances y compromisos adquiridos por ambas partes.

 

Existen diversos modelos de proveeduría externa según las necesidades y gestión de mantenimiento de equipo médico, algunos de ellos son:

 

 

  • Degradado:  los servicios de mantenimientos se asignan y atienden de acuerdo al tipo de equipo, marca o proveedor que atiende. En este caso, cada contrato se opera diferente y con diferentes proveedores de servicio.
  • Integral: se contrata un solo proveedor y es el único encargado de dar los servicios, este proveedor llevará a cabo su propia gestión de actividades y los encargados del área de biomédica lo supervisan.
  • Delegado: se elige un responsable externo encargado de gestionar el servicio de mantenimiento que se llevará a cabo mediante la subcontratación de otros proveedores, la institución deberá dar seguimiento de las actividades del responsable externo. 

 

Sin importar el modelo que se seleccione, existen políticas necesarias relacionadas con el nivel de cumplimiento hacia los compromisos establecidos en el contrato. Es muy importante establecer indicadores de desempeño para medir cuantitativamente el seguimiento de un procedimiento, la forma en la que se recolectan estos datos debe quedar plasmada en el contrato. También se debe establecer el número de eventos cubiertos, las rutinas de mantenimiento de acuerdo al manual de servicio, establecer un calendario de frecuencia de visitas y especificar las refacciones que se incluyen para el mantenimiento correctivo. 

 

Sin embargo, ¿cuándo se recomienda que una institución opte por una proveeduría externa? Generalmente, esta decisión depende de los recursos disponibles, tanto humanos como materiales, es decir, si el personal o la instrumentación disponible no es suficiente para dar servicio a la cantidad de equipo que lo requiera. En estos casos se debe recurrir a una proveeduría externa.

 

 

Existen más políticas y procedimientos importantes y que se recomiendan para poder llevar a cabo una óptima gestión de proveeduría y contratos de equipo médico, lo que a su vez, contribuirá con la mejora de gestión de equipo médico de cualquier establecimiento de salud. Todo con el objetivo de que todo el equipo médico se encuentre en óptimas condiciones de funcionamiento y así brindar la mejor atención a los pacientes. 


Conoce más en nuestro próximo curso de Gestión de Proveeduría y Contratos de Equipo Médico.

 

Referencias

CENETEC. (2016). Lineamientos para contratación de servicios de mantenimiento a través de terceros. Agosto 28, 2020, de Secretaría de Salud . Ver Sitio web

CENETEC. (2017). Lineamientos para procesos de licitación para adquisición de equipo e instrumental médico.. Agosto 28, 2020, de Secretaría de Salud. Ver Sitio web

CESalud

Escocia 24-PA B, Parque San Andrés, Coyoacán, 04040 CDMX

Search